Lobera de Onsella

  • Disminuir fuente
  • Fuente predeterminada
  • Aumentar fuente
Portada Colaboraciones Fernando Sahún Lobera de Onsella y los Jesuitas (VI)


Lobera de Onsella y los Jesuitas (VI)

E-mail Imprimir PDF

LOBERA DE ONSELLA Y LOS JESUITAS (VI)

LOBERA Y LA GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA:

La documentación manejada en las relaciones financieras entre la villa de Lobera y el Colegio de la Compañía de Jesús, de la ciudad de Huesca, ha aportado algunos datos sobre la influencia nefasta que la Guerra de Sucesión Española tuvo sobre dicha villa, especialmente en el terreno económico.

Los datos, escasos pero rotundos, se hallan anotados en una sola página (fot. 6149-a), que forma parte de la documentación encontrada en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, referente a las relaciones financieras entre Lobera y los jesuitas. Son tres estadillos de gastos ocasionados a la villa por la atención y alojamiento de tropas. Por la fecha que aparece en uno de ellos, no hay duda de que se trata de la Guerra de Sucesión Española.

“Gastos que ha tenido Lobera en el alojamiento de ¿tropas?, ¿soldados?”:

La muerte sin sucesión del rey Carlos II de España (1700) desató la competencia entre los tres aspirantes a ocupar el trono español, al que por razones de parentesco creían tener derecho.

Al fallecer José Fernando de Baviera, uno de los tres contendientes, la disputa quedó reducida a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, y al archiduque Carlos de Austria, hijo de Leopoldo I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Felipe de Anjou entró en Madrid en febrero de 1701, siendo aclamado como Felipe V, monarca con el que se inauguró la dinastía de los Borbones en España. Leopoldo I, de la Casa de Austria, no aceptó el testamento de Carlos II, y tras la Gran Alianza de La Haya de 1701, constituida por Austria, Inglaterra, Holanda, Portugal y Saboya, declaró la guerra a Luis XIV y a su nieto Felipe V de España.

Las hostilidades se iniciaron en las posesiones españoles de Italia. En 1704 el archiduque Carlos lanzó un ataque a Extremadura desde Lisboa. Al año siguiente ocupó Barcelona, donde fue proclamado rey. En 1706 entró en Madrid.

Los territorios de la Corona de Aragón se mostraron, en conjunto, partidarios de los Austrias, mientras que Castilla y Navarra apoyaron a los Borbones.

En la zona de las Cinco Villas, tal vez por su extensa frontera con Navarra, partidaria de Felipe V, no hubo unanimidad entre las localidades. Algunas, como Sos, Tauste, Sádaba y Uncastillo optaron por Felipe V; mientras que otras, como Ejea, se inclinaron abiertamente por el archiduque Carlos.

Y la villa de Lobera, ¿por qué bando se decantó? En el documento que se adjunta más arriba, al referirse al “alojamiento de soldados”, entre otras cosas dice: “Todo esto se ha gastado con los soldados del Regimiento del Príncipe de Molfetta, y en los del conde de Bisric (podría tratarse de Berwick)”.

Francisco María Spínola (1659-1727)           Duque de Berwick (1670-1734)

Para descubrir a qué bando pertenecían los soldados a los que dio alojamiento la villa de Lobera, no hay más remedio que averiguar quiénes fueron estos dos personajes y cuáles fueron sus respectivas trayectorias militares.

En cuanto al Príncipe de Molfetta, se trata de Francisco María Spínola (1659-1727), nieto de Ambrosio de Spínola, el que aparece en el cuadro de la “Rendición de Breda o Las lanzas”, de Velázquez (1635). Entre los muchos cargos que ocupó, figura el de Teniente General de los Reales Ejércitos del Rey (Felipe V) de España. Esto no significa que se encontrara en persona en la frontera aragonesa-navarra, pero sí tropas pertenecientes a su regimiento. El duque de Berwick, por su parte, también fue un defensor de la causa de Felipe V con dos operaciones militares decisivas, como fueron la victoria en la batalla de Almansa y la toma de Barcelona el 11 de septiembre de 1714, en cuyo recuerdo celebran los catalanes “La Diada”.

Puede afirmarse, por tanto, que los soldados alojados en la villa de Lobera en torno a 1705-06 formaban parte de las tropas del rey Felipe V, como medida preventiva para que el ejército fiel al archiduque Carlos no traspasara los límites con Navarra.

Desde el 29 de junio de 1706 al 27 de mayo de 1707, la ciudad de Zaragoza estuvo en poder del archiduque Carlos. A partir de agosto de 1706, se enviaron numerosas compañías de Infantería y Caballería a diferentes puntos de la frontera con Navarra para impedir la entrada en Aragón de las tropas de Felipe V, lo que provocó enfrentamientos en las localidades limítrofes.

Dice el documento (2º párrafo, fot. 6149-a): “Los gastos que se hicieron los años 1706 y 1707, que fue el tiempo de la turbación, son los siguientes”:

Con la expresión “que fue el tiempo de la turbación”, con que se refiere a los gastos habidos en el Ayuntamiento en 1706 y 1707, queda patente que fueron dos años muy difíciles para la villa de Lobera, en los que tuvo que soportar, probablemente, las incursiones o la ocupación  alternativa de ambos bandos:

Y continúa: “Se gastó en servicio de Su Majestad, y sus tropas, haciendo oposición a los enemigos” = 140 libras. No deja claro a cuál de los pretendientes se refiere cuando dice “en servicio de Su Majestad”. Se supone que si en un principio se hallaba en Lobera el Regimiento del Príncipe de Molfetta, partidario de Felipe V, era a este rey a quien apoyaban los habitantes de Lobera

“De los muchos gastos que cada vecino tuvo en diferentes veces en sus casas” = 300 libras. ¿A qué se refiere con eso de ‘diferentes veces’? Lo más lógico es que se trate de la ocupación alternativa del pueblo por ambos bandos, como se ha señalado. Así parecen indicarlo también las expresiones que componen el 3º párrafo:

“Se les llevaron los enemigos de dicho lugar, ‘por pilla’, catorce machos y mulos de labor”. Para el mundo rural de entonces, la falta de yunta en una casa podía significar hambre segura.

“Después saquearon hasta cinco veces todo el lugar”. Las preguntas siguen en el aire: ¿Quiénes saquearon la villa de Lobera? ¿Las tropas de Felipe V? ¿Las del archiduque Carlos? ¿Ambas? Lo cierto es que la villa de Lobera sufrió en sus carnes, contra su voluntad, los horrores de la guerra, dejando una profunda huella en su economía, como se verá en el próximo capítulo.

 

Banner

El tiempo

Banner

Novedades

03/03/2016

Toda la información sobre la explotación de las minas de potasas.

09/01/2017

Calendario de guardias médicas del 2017 en la zona de salud de Sos del Rey Católico

16/10/2017

Nueva encuesta en la web. Esperamos tu opinión

Encuesta

¿Quieres participar con el grupo de "Villa de Lobera de Onsella" en la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar 2018?
 
Banner

Visitas

Hoy39
Semana125
Mes1163
Totales242340